Para conseguir un capón villalbés se siguen los siguientes pasos. Solamente se le saca de la caponera para recibir la bicada o amoado, compuesta de maíz amarillo, incluso a veces algo de patatas o de agua hervida. Se hace un bollo que se moja en agua, en vino blanco o en leche, y el capón es ayudado a tragar empujando con los dedos, para evitar que se atragante con la gran cantidad que debe ingerir. En ocasiones se le proporciona al capón una copita de coñac para que haga mejor la digestión. Para matar al capón se utiliza una cuchilla puntiaguda y esta se clava en el paladar superior del capón para que se desangre rápidamente y su carne no se vea afectada por este proceso.

En O Grelo podrás disfrutar del capón de Villalba en distintas recetas.