En España, actualmente sólo se pueden encontrar lampreas en ríos del noroeste de nuestra geografía, aunque antaño existían también en lugares como Extremadura o Andalucía. La lamprea, pese a no ser de carne tierna, es un animal muy apreciado a nivel culinario desde tiempos del Imperio Romano. Suele comerse en empanada, curada previamente para poder degustarla fuera de temporada o a la bordalesa, cocinada en su propia sangre y presentada junto con picatostes y arroz cocido, conformando una elaboración altamente nutritiva y con un peculiar sabor. Prueba en O Recanto la lamprea a la bordalesa, un plato que a nadie deja indiferente.