Para cocinar un buey de mar se introduce en agua con sal y se cuece durante entre doce y quince minutos por kilogramo tras el segundo hervor del agua. Es preciso anestesiarlo antes de cocerlo con vinagre o con sal con el fin de evitar que sus patas se desprendan o rompan durante la cocción y de esta manera se escape el jugo del interior del buey. Se puede degustar tal cual, cocido simplemente o desmenuzarlo y trocearlo y hacerle protagonista de un salpicón o de una ensalada. En los últimos años es frecuente además cocinarlo en el horno en una receta semejante al txangurro típico de Guipúzcoa.

Ven a degustar en mejor buey de mar a O Recanto.