Uno de los animales más peculiares que forman parte de la gastronomía gallega y de otras partes de nuestro país es la lamprea.

Este animal milenario ya era considerado un manjar en los tiempos del Imperio Romano. Su textura se asemeja a la carne y esto hizo que tomara gran popularidad en tiempos de vigilia.

Es un guiso con una gran personalidad que merece la pena degustar, ya que su fuerte sabor no deja a nadie indiferente.
Ven a O Recanto a probar la lamprea guisada de modo tradicional.