Los percebes son todo un manjar, tanto para degustar en casa como para hacerlo en nuestro restaurante. Es evidente que cuando te ponen delante un plato de percebes sientes la esencia del mar, la notas porque estás delante de uno de los reyes del marisco. Tiene un sabor intenso que hace que tu paladar saboree un exquisito bocado marino.

Temporada de los percebes

Son difíciles de capturar puesto que viven pegados a las rocas, justo donde el mar o el océano rompe con fuerza. Se recogen a mano con sumo cuidado y, una vez fuera del agua, tienen una vida muy corta por lo que es recomendable consumirlos pronto. Los mariscadores los recogen pocos meses al año para preservar la especie y para escoger los mejores ejemplares. La temporada de este marisco abarca los meses de marzo-junio y septiembre-diciembre.

Tipos de percebes

Los percebes con más fama son los do Roncudo, de Galicia, los que encontrarás en nuestro restaurante. Se trata del más valorado del mundo. Sin embargo, existen otros tipos:

  • Percebe gallego: Es el más grande y, como hemos dicho, el mejor valorado. Depende de dónde vivan tienen diferentes características. Los de sol son más grandes y de mejor sabor que los que viven a la sombra.
  • Percebe marroquí: son más largos y estrechos. Tienen un color ligeramente más claro y crece en aguas cálidas, por lo que su sabor cambia. Se suelen vender junto a un poco de piedra arenisca para que se conserven mejor.
  • Percebe canadiense: cerca de la uña superior tiene otra uña de menor tamaño. Son más claros y más grandes que los marroquíes.

Si después de todo esto te ha entrado apetito y te apetece disfrutar de un buen plato de percebes… lo único que tienes que hacer es llamar y reservar una de nuestras mesas. Te aseguramos que te chuparás los dedos. ¡Te esperamos!