Hoy os queremos hablar sobre la raya, ese alimento que va cobrando importancia en el mundo de la gastronomía gracias a la sencillez de su preparación y a su peculiar textura.

Hábitat

La raya es un animal bentónico, es decir, que vive sobre el fondo marino. Existen más de 400 especias de rayas, pero las que nos interesan para este artículo son las que se localizan en el Mediterráneo, extendiéndose hasta el Mar Negro. A estos animales les gusta el calor del sol, por eso en verano las podemos encontrar fácilmente cerca de la orilla a poca profundidad, aunque por lo general habitan alrededor de los 100 metros de profundidad.

Información básica de la raya común

Su cuerpo tiene un esqueleto cartilaginoso y fisionomía es aplastada, con una forma más o menos romboidal que termina en una especie de látigo. En la línea media del dorso del cuerpo posee una serie longitudinal de aguijones que le sirven para protegerse. Sus dos ojos se encuentran en la parte superior del cuerpo, y posee dos orificios nasales; la boca y las agallas están situados en la zona ventral.

Tanto en los ejemplares jóvenes como en las hembras, sus dientes son romos, en embargo se tornan agudos en los machos adultos. Respecto al color de su cuerpo es pardo con manchas claras bordeadas por una línea más oscura en el dorso de su cuerpo, que pueden ser regulares o no. El rostro lo suelen tener un de un color más claros, excepto las crestas de cartílago que son de un color oscuro.

Las rayas son ovíparas, es decir, ponen huevos, sin embargo, su reproducción es interna, los machos poseen dos apéndices copuladores. La época de la puesta de los huevos varía, pero suele producirse entre finales del invierno y el comienzo de la primavera. La hembra pone hasta 20 huevos de unos 80 x 50 milímetros que están protegidos, cada uno de ellos, por una cápsula de color verdoso oscuro o marrón, con una hendidura que facilita la respiración del embrión. Su período de incubación es de 4 a 6 meses, midiendo los embriones unos 13 centímetros al nacer y llegando a la maduración cuando alcanzan los 60 centímetros de longitud.

Y ahora ya que sabes un poco más sobre este fascinante animal… no lo dudes y ven a disfrutar de su maravilloso sabor en nuestro restaurante. ¡Te esperamos!