Elegir el vino adecuado puede potenciar las virtudes de cualquier plato o materia prima, no siendo una excepción el bogavante. Un Albariño evolucionado en acero es lo recomendable para cuando se disfruta cocido o a la plancha. Un gran cava o una gran champaña es lo ideal para recetas de alta cocina tradicional en las cuales sea protagonista el bogavante. Un vino blanco con madrea o un Chardonnay serían los vinos adecuados para complementar el arroz con bogavante. Si optamos por degustar un salpicón de marisco y bogavante la elección plantea más problemas por contener vinagre; un blanco joven de segundo año preferiblemente sería una buena opción, ya que conseguirá potenciar la frescura del salpicón.

En O Recanto podrás disfrutar del bogavante acompañado de la bebida más adecuada.