A pesar de ser el molusco bivalvo más cotizado en el mercado, la almeja fina es muy abundante. Su mejor época es en otoño, entre los meses de octubre y diciembre. Resiste bien el transporte, se cierra herméticamente y es capaz de retener el agua intervalvar. Se comercializa fresca y son cultivadas sobre sustrato. En gallego se la conoce como ameixa femia (almeja hembra), lo que no debe llevar a confusión, ya que estas almejas son unisexuales, es decir hay machos y hembras. Esta denominación se utiliza para diferenciarla de otro tipo de almeja, la almeja babosa, que en gallego se la conoce como ameixa macho. La almeja babosa es más alargada y de menor tamaño que la almeja fina.

En O Recanto podrás degustar almejas de Carril.